Con los niveles de contaminación que estamos teniendo en México es de suma importancia crear conciencia de los daños que estos gases hacen en nuestra vida y salud, el problema es de todos y todos podemos hacer pequeños cambios para ayudarle un poco a la naturaleza.

Aumentar nuestro número de plantas en casa y oficina es una gran opción ya que además de disminuir la contaminación porque purifican el aire también nos trae beneficios adicionales. Mejoran la calidad del ambiente ya que absorben el dióxido de carbono del ambiente y lo transforman en oxígeno, lo que complementa el proceso respiratorio de los humanos, quienes usamos oxígeno y exhalamos dióxido de carbono, además de reducir los niveles de polvo y el ruido de fondo.

El ver su belleza, desarrollo y color nos da una sensación de relajación por lo cual reducimos el estrés y estamos más positivos.

Las plantas humidifican el aire hasta en un 5%, lo que hace que nuestra piel se encuentre más hidratada.

Podemos empezar aumentando el número de plantas que tenemos en casa y oficina, después podemos montar jardineras verticales o incluso azoteas verdes.