El sueño es reparador, vital para tu cuerpo y espíritu, además, el descanso nocturno es muy importante ya que es la oportunidad en que la piel del rostro y cuerpo se oxigenen, limpien y restablezcan gracias a sus mecanismos naturales de reparación de la piel, este tiempo de descanso es cuando las células de nuestros tejidos desempeñan con mayor eficacia y beneficio todas sus funciones.

La piel rejuvenece naturalmente mientras dormimos, los músculos se relajan y la circulación se hace ligera y mucho más fluida. Nuestras células están más activas entre las 11:00 pm y las 4:00 am, por lo que la piel se regenera más en este tiempo.

Algunos de los beneficios de tu piel durante la noche son:

  1. Se incrementa la producción de colágeno y los radicales libres son destruidos, logrando que el daño celular se pueda restaurar.
  2. La temperatura del cuerpo es más baja en la mañana y durante la noche es más alta, por lo que los productos tópicos serán absorbidos más profundamente en tu piel y obtendrás mejores resultados.
  3. Las personas que duermen menos de 5 horas tienen 4 veces más posibilidad de tener sobrepeso, ¿la razón? Al dormir menos tiendes a estar más cansada y, por lo tanto, menos activa, por lo que quemas menos calorías.
  4. El cuerpo produce más melatonina en la oscuridad, la melatonina suprime el daño causado por los rayos UV y muestra una actividad antioxidante significativa en las células que han estado expuestas a los rayos UV.

Si a todos los cambios que tiene nuestra piel durante la noche le ayudamos con productos para la piel, estos serán absorbidos mejor y obtendrás resultados espectaculares para una piel radiante y fresca.