A lo largo de nuestra vida, hemos aprendido que el descanso diario óptimo es indispensable para mantener un buen estado físico y mental a lo largo de nuestros días. Nada mejor para lucir un aspecto fresco, relajado y joven que haber dormido nuestras 8 horas diarias.  Y es que a lo largo de la noche nuestra piel se pone en marcha para activar tus mecanismos de reparación y regeneración, por lo que eliminas toxinas y recuperas componentes esenciales para lograr una elasticidad y textura óptima ¡Así es! Mientras tu duermes tu piel está súper despierta.

Durante el día, el sol, la contaminación y otros factores a los que nos exponemos diario afectan de sobremanera la piel en zonas expuestas a ellos, por ejemplo, nuestro rostro. Pero es importante que sepas que también durante la noche, la piel también pierde hidratación por la regeneración de la que hablábamos, debido a que esta requiere un trabajo de casi cuatro veces más de lo que necesita durante el día.

Cómo sabemos que te preocupa mucho el buen estado y el cuidado de tu piel te vamos a compartir algunos tipos y datos sobre el cuidado de la piel durante la noche.

Recuerda, aunque llegues a casa súper cansada y enfadada, siempre debes de tomarte el tiempo de limpiar bien tu rostro antes de acostarse, es un tiempo corto y bien merecido para tu piel después de un exhaustivo día de actividades.

No olvides exfoliar tu piel una vez a la semana, además de que vas eliminando todas las células muertas permites que los activos y tratamientos que utilices penetren mejor en tus poros y logres mejores resultados.

Es importante y muy recomendable el uso de una crema nocturna con ingredientes naturales que ayuden a refrescar, rehidratar y renovar tu piel. Por ejemplo: Agua de rosas para reducir la inflamación, diversos aceites         como de almendras, oliva o coco, los cuales cuentan con diversas propiedades que van desde la desinflamación a efectos antibacterianos y llenan de vitaminas, minerales y proteínas tu rostro. Otros componentes como la cera de abeja aportarán efectos antioxidantes a tu rostro y algunos como el extracto de colágeno ayudará a retrasar el envejecimiento y mejorar la textura y elasticidad de tu piel.

Crema Nocturna

 

¡No te olvides de tus labios! Sobre todo en época de extremo frío o calor estos sufren daños que puedes reparar de manera simple, puedes preparar una mezcla de aceite de coco o vaselina con azúcar fina y frotarla con movimientos circulares antes de dormir, al igual que el resto de tu rostro, el efecto será más efectivo si lo haces durante la noche, o bien adquirir un bálsamo especial hecho con base en ingredientes naturales.

BÁLSAMO DE MENTA – HIERBABUENA

 

Recuerda, en la mañana hidratas y proteges, en la noche, reparas y regeneras, existen miles de maneras sencillas y naturales de poder conseguir tener una piel bella y sana, muchas de ellas con productos Cantaluna, esperemos te haya sido de utilidad la información que te compartimos y poder contar con tu visita en una próxima entrada.

Cantaluna #BellezaMásNatural